Narrativa Oral

La Narrativa Oral es la más antigua de las narrativas, la madre de todas ellas, principio y fin, lugar de confluencia. A través de ella nos ha llegado la cultura y el conocimiento acumulado a lo largo del tiempo en todos los rincones del mundo. O sea, que la Narrativa Oral también es viajera. Por todo ello, en La Casa de las Palabras pensamos que hay que tratarla con mucho respeto. 

Como discurso oral que es, La Narrativa Oral nos ofrece dos grandes tesoros: la historia que nos cuenta quien narra y la forma en que está contada. Y de tal manera están ambos equiparados en valor que los grandes narradores/as orales se distinguen por la segunda: por la forma, por los recursos que utilizan para contar la historia.  Así que quien quiera aprender el oficio necesita, primero, coleccionar historias (cuentos y leyendas e historias de la tradición oral) y luego memorizarlas; y, por otro lado, aprender a ponerlas en escena utilizando recursos expresivos de la voz y el gesto.

Desde esta perspectiva, nos planteamos en La casa de las Palabras iniciar otro nuevo camino: Voces Escondidas en la Memoria. Queremos recuperar las voces de muchas personas que conservan los cuentos y leyendas, y también los relatos reales, oídos una y otra vez a sus antepasados, madres y abuelas en la mayoría de los casos. Para que no se olviden, para que no se pierdan y para que nos enseñen quiénes somos. Queremos también a prender a contarlos. Un largo doble camino que empieza aquí y no sabemos dónde nos llevará, ni por dónde.

De momento somos dos personas: Paqui Ayllón, la lectora ciega, y yo, Cristina Soler. Y empezaremos a recolectar donde vivimos, El Puerto de Santa María. Paqui en los geriátricos que visita como persona lectora; yo, con las mujeres de Siempre Juntas, una asociación de migrantes, en su mayoría trabajadoras del servicio doméstico. Esperamos que en el futuro seamos más.   

Más proyectos sobre oralidad

Oralidad_Colibri_Andrea_Reiman
contact-bg-free-img