Servicios

Oralidad

El poder de la palabra.

“Tu forma de hablar es tu carta de presentación”.
Esta idea, nacida en el mundo de la comunicación, justifica cualquier esfuerzo que desde la filología se haga para contribuir a que mejore la expresión oral de los hablantes de una lengua. Pero hay razones más antiguas y también de peso:

Hasta la invención de la escritura, el lenguaje se desarrolló sólo en la oralidad y, en la actualidad, sigue siendo el medio más usado:

El 80% del tiempo del uso que hacemos de nuestra lengua [un hablante medio adulto ocupa 15% a leer, 10% a escribir, 45% a escuchar y 30% a hablar de promedio al día].

¡Cómo no ocuparnos en La casa de las palabras especialmente de ella!

Oralidad_Colibri_Andrea_Reiman
Antenna Debate Mujeres

Aprendemos a hablar oyendo cómo hablan a nuestro alrededor. A lo largo de nuestra vida, vamos construyendo nuestra habilidad acumulando modelos de habla de otros y los nuestros propios, o sea, que adquirimos nuestra capacidad expresiva oral en función de la cantidad, la variedad y la calidad de nuestras experiencias comunicativas.

Pero, claro, también por ser la más usada, la oralidad  en su triple dimensión (escuchar, hablar e interactuar) es la destreza lingüística más difícil de abordar desde la enseñanza/aprendizaje porque integra múltiples aspectos:

  • Lo que se dice con la palabra.
  • Lo que se dice con la voz.
  • Lo que se dice con el gesto y el cuerpo.

Por otro lado, recordemos para qué usamos la comunicación oral. Básicamente, para ponernos de acuerdo con otrxs, para expresar ideas o conocimientos y para contar historias. Por ello, en La Casa de las Palabras, ponemos en marcha estas actividades:

  • Un Club de Debate de mujeres: La palabra como práctica de la libertad (de marzo a junio 2019) que celebrará varios encuentros públicos que iremos anunciando.
  • Un nuevo Proyecto Socioeducativo: La Voz de la Memoria, que pretende recopilar, por un lado, historias de vida y, por otro, cuentos y relatos de los más mayores.